Blogia
The Batisfera Times

Wilco

Wilco Lo de Wilco no se puede explicar, hay que verlo. Yo lo vi en Madrid el viernes, y no pude evitar repetir el sábado en Zaragoza. Por resumirlo de manera breve, al estilo boutade, diré que es la mejor, más sublime experiencia musical -y aquí cuento discos, conciertos, años, todo- que he tenido en mi vida. Podría hablar de momentos, canciones (Via Chicago, Handshake Drugs, Hummingbird, tantas...), pero me quedo con los tres minutos finales de Impossible Germany; para mí, una de las cumbres musicales de la historia. Su interpretación en directo me puso al borde de la lágrima viva. Claro que falta el contexto, suena y se ve fatal, y a bote pronto puede no tener mucho sentido, pero dejo el enlace a esos tres minutos que grabó con móvil uno que estaba en el público. Sirva como documento de lo que hace con las guitarras el grupo que mejor las ha tocado -¿nunca?-. Sólo puedo decir que me hubiera gustado que todo el mundo que aprecio hubiera estado allí.

0 comentarios