Blogia
The Batisfera Times

Mi hermano y el santo

Un día como ayer, festividad navarrísima de San Francisco de Javier, hace muchos años, se me olvidó felicitar a mi hermano Javier. De manera que, para salvar los muebles y la vergüenza, decidí pensar y usar de excusa una teoría según la cual no habría que felicitarle. Ni a él ni a ningún Javier, porque el santo es Francisco, y no Javier, que es el nombre del pueblo. Excusa tonta que vuelvo a usar hoy porque ayer volví a olvidarme de felicitarle.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

nomeacuerdo -

Ah, pero, ¿hay que felicitar también en los santos? Cuanto compromiso, por dios. Con la mala memoria que tengo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres