Blogia
The Batisfera Times

¿Qué fumó M. P. Shiel? ¿Y cuánto?

Leo El príncipe Zaleski, de M. P. Shiel. Zaleski es un detective decadente hasta decir basta, de finales de siglo XIX, que elige a qué caso enfrentarse dependiendo de lo mucho que tenga que abandonar su sofá. Si lo puede hacer todo sentado, mejor. Su autor, amigo de Oscar Wilde, tampoco era un tipo más normal. El prólogo de Brian Stableford dice:

[..] Shiel dice en Acerca de mí que la idea de escribir El príncipe Zaleski se le ocurrió un día mientras contemplaba el cielo, recordando los tiempos en que, a los diecisiete años -o, lo que es lo mismo, en algún momento entre el 21 de julio de 1882 y el 20 de julio de 1883-, acababa de descubrir la obra de Edgar Poe y "empezado a fumar". No especifica qué era lo que fumaba, pero observa que la combinación de influencias lo transportó a una Nephelokokkygía (la "nube Cucolandia" de Aristófanes) de la que, según se infiere, nunca regresó por completo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres