Blogia
The Batisfera Times

En Buenos Aires (I)

En Buenos Aires (I)

Llegamos A. y yo a Buenos Aires el viernes de tarde. El gran sistema Buquebús, que te dice que el buque tarda "dos horas cuarenta y cinco" y terminan siendo tres horas y media. Raro, cuando la distancia es siempre la misma, no hay tráfico y el día era soleado y tranquilo -vaya, que no había maremotos ni nada de eso-. Llegamos a nuestro hotel de siempre en la Avenida de Mayo. Una hora más tarde estaba organizada una manifestación "en cabreo" por la súbita desaparición de un testigo que acababa de declarar contra Miguel Etchecolatz, torturador del régimen Videla. Por la noche, antes del concierto de Quique González del que contaré luego, comenzamos nuestro festín gastronómico con una tabla de quesos -que un navarro tenga que decir esto...-. Ver y degustar tres tipos de quesos distintos, después de ocho meses en MVD, es para derramar lágrimas.

[..]

La noche anterior, la del jueves, despedimos a Jorge con honores gastronómicos en nuestra casa de MVD. Habrá foto de cómo el querido Del Río intentó -pero no pudo- beberse mi botella entera de whisky él sólo. Y, otra vez, sin pasar por los vídeos musicales. Sólo repasamos, con sana nostalgia, el Senderos de traición y el Senda '91 de Héroes del Silencio de arriba abajo. Sé que a mi hermano le hubiera gustado también.

ACTUALIZACIÓN 10/10/2006: La foto prometida. Disfruten porque puede que dure poco colgada, hay reputaciones en juego.

5 comentarios

el otro -

Pues sí, envidia el Senda´91, el whisky y Jorge. Hace mucho que no te veo. Espero tener noticias tuyas: javierlapresa@yahoo.es

mousike -

¿Reputación? La llevaba en la maleta y los de Iberia la perdieron.
Un pintxo de tortilla a tu salud. Abrazo.

Ander -

El torturador Etchecolatz, qué tremendo.

En euskera: "Etcheco" / "etxeko": de la casa.

"Latz" es a veces sustantivo y a veces adjetivo: áspero, duro, desabrido, bronco, brusco, terrible, riguroso / amargura, aflicción, pavor, miedo, mortificación


TBT -

Y llegan noticias a esta redacción que aseguran que seguía escuchándolo también la mañana siguiente, que, al parecer, fue complicada.

Amurmur -

Tengo que añadir que, mientras NO veían vídeos y bebían como cosacos -bigotes, botas, cercos de alcohol en mis muebles-, Jorge me preguntaba cosas. Y yo trataba de contestarle, sí, pero el me miraba con cara rara y decía, medio bailando: "Es que, verás, yo escucho Senda '91".